Te llamamos Nosotros
img_26.jpg | loading | RGB
main-image
6 Shares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 6 Pin It Share 0 6 Shares ×

Cuando creamos una aplicación móvil, debemos centrar toda nuestra atención en hacerla atractiva para el usuario. Por lo tanto, es en su piel en la que debemos estar cuando la diseñemos y la pongamos en el mercado, porque solo de esta manera podremos conseguir conquistar al cliente.

¿Cómo debe ser una app para que sea descargada y permanezca en el móvil?

- Lo primero de todo, debe ser útil. El usuario tiene una inquietud primigenia y de ella, surge la necesidad de encontrar una app que la satisfaga. Sea una aplicación para poner filtros a las fotos, para encontrar parking, para saber si hay tráfico o qué tiempo hará mañana, debe ser útil y cumplir nuestras expectativas de utilidad. De otra manera, la eliminaremos.

- Debe ser muy intuitiva. Dedicamos muy poco tiempo a intentar averiguar si vamos a usar la app, por lo que si tardamos mucho en entender cómo funciona, la terminaremos eliminando. Dejemos solo las opciones más útiles y necesarias, diseñémosla para que la mente del cliente comprenda a la primera el proceso y simplifiquémoslo al máximo.

- El lenguaje es importante también. No solo debe ser intuitiva, sino que los botones y las opciones deben estar nombrados de forma sencilla y directa, que todo el mundo entienda. Nada de menús crípticos con nombre raro. ‘Cerrar sesión’ y ‘herramientas’ lo entiende todo el mundo, mejor olvidemos otras opciones quizás más cool pero menos intuitivas.

- Su diseño debe respirar modernidad. Si ahora se lleva el flat design, debe tenerlo. Si no lo vemos así, revisemos las app más descargadas y usadas, ¿cómo son? Aunque nos guste otro tipo de estética, es ese tipo de colores y de diseños planos lo que funciona ahora. Si dentro de seis meses surge otra tendencia, abracémosla. El usuario quiere entrar en la app y verla novedosa, fresca y muy muy joven. Si tiene aspecto de haber sido diseñada en 1993, malo.

- Debe renovarse. No se vale crear una app y lanzarla al mercado sin más. Hay que introducir mejoras sustanciales y gratuitas, otras de pago claro, pero lo que hemos dado gratis debe seguir creciendo. El usuario debe percibir mejora y amplitud de opciones nuevas, no solo renovación.

- Mejor notificaciones no. Sabemos lo interesante que es que el usuario reciba notificaciones por parte de la app, porque así la usa más. Pero solo con las del WhatsApp, Facebook, mail e Instagram va sobrado, ¿de verdad queremos saturar? A no ser que hayamos creado una app de mensajería que necesita notificaciones u otra cuya idiosincrasia es avisar al usuario de algo (recordatorios, por ejemplo) es mejor no agobiar. Si agobiamos nos borran. Y no queremos eso.

Seis consejos muy sencillos pero en ocasiones complicados de reunir en una sola app. Pero si conseguimos hacerlo, no solo nos usarán, sino que nos recomendarán.

6 Shares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 6 Pin It Share 0 6 Shares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>